febrero 02 2018 0Comment

¿Por qué se debe apostar por la RSE?

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un elemento útil y eficaz para mejorar notablemente el modelo productivo de una empresa, porque une los criterios de eficiencia, sostenibilidad y prosperidad con al añadido valor de la diversidad, igualdad de oportunidades, respeto, tolerancia, etc.

La RSE por si constituye una gran oportunidad de mejorar los beneficios y bondades de las empresas, ya sean grandes o pequeñas.  Varios estudios demuestran que las empresas  que avanzan y progresan en las políticas de RSE obtienen mas productividad lo que repercute directamente en los resultados.

Entre los beneficios para la empresa, se puede destacar:

 Mejor capacidad de contratación y permanencia de los empleados.  Las personas admiran a las empresas que valoran a sus empleados, que les dan soporte y ayuda continua, aun en momentos difíciles.  Además que los empleados se sienten mas motivados y a gusto con el comportamiento de dicha empresa como tal.  Esto estimula a que los empleados permanezcan en la empresa y valore su empleo.

 Mayor lealtad del consumidor
Los consumidores admiran aquellas empresas que valoran a sus empleados, desarrollan proyectos sociales, se preocupan por el medio ambiente e invierten esfuerzos contra la corrupción. Por ello, la responsabilidad social es factor que garantiza la fidelidad del consumidor.

 Valoración de la imagen y de la marca
Las prácticas de responsabilidad social agregan valor a los negocios de la empresa, la cual puede valerse de ese potencial diferenciador para sus estrategias de negocios. Un ejemplo que ilustra estos conceptos son las investigaciones que desde el Reputation Institute realiza para conocer la percepción del consumidor en torno a la responsabilidad social. Los datos obtenidos muestran un consumidor preocupado por aspectos tales como la ética y el tratamiento a los empleados y dispuesto a premiar empresas que adoptan comportamientos socialmente responsables.

 Incremento en la credibilidad

La credibilidad es otro punto a favor de una empresa socialmente responsable, pues si esta es respetuosa con las personas y el medio ambiente, se ganará una reputación que le garantizará mayor sostenibilidad. La responsabilidad social corporativa se focaliza, en esta línea, en tres vertientes: cuidado al medio ambiente, a las condiciones laborales de sus trabajadores y apoyo a las causas humanitarias.

Esta última le trae numerosos beneficios:

  • Mejora de la reputación por colaborar con este tipo de causas benéficas
  • Implicación y motivación de los trabajadores
  • Reconocimiento de la labor de la empresa por parte de los consumidores
  • Publicidad gratuita por parte de las organizaciones
  • Desgravación por colaborar económicamente con este tipo de asociaciones, proporcionando ventajas fiscales y laborales.

Sostenibilidad del negocio a largo plazo
La perennidad de la empresa constituye también motivo de preocupación para los inversionistas. Las prácticas socialmente responsables disminuyen las contingencias de la empresa y permiten su control, reduciendo el riesgo del negocio como un todo.

Write a Reply or Comment